Por mucho tiempo los resultados de las campañas de publicidad fueron analizados en base a suposiciones. El Marketing Digital, sin embargo, trajo una serie de medidas que permiten saber con precisión la eficiencia de tus inversiones.

Uno de los indicadores más conocidos es el Retorno sobre la Inversión (ROI) el cual permite saber cuánto dinero pierde o gana una empresa con las aplicaciones hechas en anuncios pagados, nuevas herramientas y entrenamientos.

De esta forma, puedes saber cuáles son las inversiones que  valen la pena y cómo optimizar aquellas que ya están funcionando para que tengan un rendimiento mejor.

La métrica es importante porque permite que evalúes cómo ciertas iniciativas contribuyen con los resultados de la empresa.

Cómo calcular el ROI

Existe una fórmula simple para calcular el ROI, que consiste en:

Imagina que la ganancia de tu empresa haya sido de $100.000 y la inversión inicial fue $10.000. Utilizando la fórmula de arriba, tenemos:

ROI = (100.000 – 10.000) / 10.000

ROI = 9

En este ejemplo, el Retorno sobre la Inversión fue de 9 veces la inversión inicial. También puedes multiplicar el resultado por 100 para obtenerlo en porcentaje (en este caso sería 900% de retorno).

¿Por qué es importante obtener el ROI?

El ROI es un indicador eficaz cuando se trata de calcular el retorno de una acción y puede ser aplicado a todas las inversiones, desde aquellas hechas en campañas de marketing y eventos, hasta en las mejoras de la infraestructura de la empresa, por citar algunos ejemplos.

Cuando evalúen tu empresa, los inversionistas también van a analizar el ROI, ya que es fundamental saber cuánto ganarás para saber si la inversión vale la pena.

Estar atento a este indicador, también permite que la empresa planee sus metas con base en resultados posibles de alcanzar, observando los rendimientos  anteriores. Puede identificar, el tiempo que las inversiones tardan para traer un retorno.

Un consejo para multiplicar tu ROI: Optimización de la Conversión

¿Cómo están las tasas de conversión de tu página web? Independientemente de lo que hayas respondido, debes saber que siempre hay oportunidad de mejorarlas.

Y para hacerlo, debes seguir algunos mandatos de CRO (Conversion Rate Optimization – Optimización de la Conversión).

El beneficio más inmediato del CRO es la optimización de la tasa de conversión, es decir, la mejora de una página web para que el mismo genere más conversiones a partir del mismo volumen de tráfico.

Pero, ¿Cuál es la relación entre CRO y ROI? ¿En dónde encajan los dos elementos?

Diseñadores de páginas web y Shopify experts concuerdan que cada día que una página, anuncio o Landing Page mala está en el aire, se pierde dinero. Hazte la siguiente pregunta: “¿Cuánto ganarías en un año si aumentaras tu tasa de conversión en 25%, 50% o 100%?”.

Mejorar la conversión de tus páginas, anuncios, campañas de email, posts de blog, posts en las redes sociales y otras acciones de Marketing Digital significa generar más resultados, lo que impacta directamente en el ROI.

Algunos beneficios del CRO en Marketing Digital de tu negocio son:

1. Mayor lucro:

No sólo aumenta la facturación, sino también la ganancia sobre la inversión es mayor, puesto que utiliza la misma estructura para traer más resultados.

2. Más presupuesto para tráfico:

Una agencia de marketing digital puede ayudarte a concertar crecimiento en el tráfico con CRO es muy poderoso. Al generar más dinero para invertir en tráfico, obtienes también más conversiones, generas más dinero, puedes invertir más en tráfico y así sucesivamente.

3. Mayor maniobra para CPCs (Costo por Clic):

Al generar más conversiones y ventas en línea a través de tiendas con shopify, tienes más dinero para pagar por visitantes con anuncios pagados. Así, tienes un poder de negociación mayor en subastas de Google. Y eso puede dificultar la vida de tu competencia, elevando el valor de las subastas y haciendo que paguen más por el CPC, lo que sólo aumenta tu distancia en relación a la competencia.